image_pdfPulsa aquí para descargar en PDFimage_print

   Recomendaciones prácticas del Butlleti GROC  (Vol 27 Nº 1)

En vez de sentirse obligado a prescribir una estatina a personas con RCV bajo, el médico  haría un servicio mucho mejor a sus pacientes si les explicara:

– Que la enfermedad cardio-vascular se debe en un 80%  al hábito de fumar, el sedentarismo y la dieta no saludable.

– Que el efecto beneficioso de estos fármacos es muy limitado.

– Que pueden aparecer efectos indeseados.

  • Hay que proponer la retirada de la estatina a todos los pacientes que no tengan un RCV elevado
  • Es prudente su retirada en pacientes con insuficiencia renal o en caso de ictus hemorrágico
  • Si se considera que un paciente con diabetes debe tomar una estatina para prevención secundaria de la cardiopatía isquémica, es preferible una de baja potencia a dosis bajas
  • En pacientes que toman fármacos inhibidores del CYP3A4 de manera concomitante (amiodarona, diltiacem, verapamilo, otros) puede ser necesario reducir la dosis de simvastatina o de atorvastatina,o incluso retirarlas

Comparte este post en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin