image_pdfPulsa aquí para descargar en PDFimage_print

 

privatizaciónTanto se ha escrito sobre los graves problemas de atención en algunos hospitales públicos del Reino Unido, sobre todo después del escándalo de Mid Staffordshire, que se podría pensar que lo más seguro es ser atendido en un hospital privado. Sin embargo, un reciente informe del Centro para la Salud y el Interés Público (CHPI) señala que no hay ninguna evidencia convincente de que el sector privado sea mejor, pese a la falsa sensación de seguridad de que si es privado, y pagó por ello, debe ser mejor. Hay 1,61 millones de admisiones para procedimientos quirúrgicos en hospitales privados del Reino Unido, una cuarta parte con financiación pública pública, y el informe del CHPI concluye que el sector privado tiene peores condiciones de seguridad y los pacientes tienen menos derechos, carecen de asesoramiento independiente y las denuncias y acciones legales son mucho más más problemáticas que en el NHS.

Cierto es que ha habido avances en el Reino Unido, porque, en teoría, un hospital privado tiene que cumplir las normas fundamentales requeridas por el CQC (Comisión de Calidad de Atención), con las mismas regulaciones y los mismos requisitos en reclamaciones e incidencias, que existen para el NHS. Aún así, en el sector privado no está penalizado por suministrar información falsa o engañosa, al contrario de lo que ocurre con el sector público.

Las recomendaciones del CHPI son perfectamente aplicables a nuestro país. Si ya existen demasiadas lagunas y poca transparencia en el escrutinio de los hospitales públicos, las carencias son básicas en los hospitales privados, incluidas las modalidades tipo Fundación o PFI.

Los Servicios Autonómicos de Salud tienen el deber de exigir a los hospitales privados los mismos requerimientos y la misma información sobre incidencias de seguridad de los pacientes, con registro y publicidad de las mismas, y en los mismos términos que el sector publico. De igual modo, el sector privado debe publicitar periódicamente sus resultados y estar sometido a las mismas inspecciones y auditorias externas.

Comparte este post en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin