image_pdfPulsa aquí para descargar en PDFimage_print

Puede firmar y adherirse aquí https://www.ipetitions.com/petition/open-letter-to-eu-and-eu-member-state-on-vaccines

Dirigida al Comisario de Sanidad de la UE, a los Ministros de Sanidad de los estados miembros de la UE y al Director de la Agencia Europea de Medicamentos.

Los responsables políticos, los profesionales sanitarios y los investigadores abajo firmantes expresamos nuestra preocupación por la forma apresurada, opaca e insegura en que la UE y sus estados miembros están financiando, desarrollando y promoviendo las vacunas contra la COVID-19.

La pandemia ha provocado unos trastornos tan grandes en nuestras sociedades y en nuestras economías que muchos gobiernos han ejercido una presión política sin precedente sobre la comunidad científica. Los poderes públicos han proporcionado fondos masivos para «volver a la normalidad” rápidamente mediante el lanzamiento de una nueva vacuna a una velocidad récord. Lamentamos que muchas de estas medidas no hayan hecho suficiente hincapié en la necesidad de un amplio escrutinio científico abierto, unos altos estándares regulatorios y un acceso universal asequible a nuevos productos.

Coincidimos en que la vacuna es necesaria lo antes posible pero debe de tener el mayor grado de eficacia y seguridad. Por ello, hacemos una llamada a la responsabilidad de líderes políticos y medios de comunicación. Deben abstenerse de hacer promesas infundadas acerca de un eventual despliegue acelerado y masivo de vacunas mientras la Agencia Europea de Medicamentos y otros reguladores no hayan evaluado datos clínicos fiables sobre su seguridad y eficacia (así como resultados de ensayos clínicos de fase III). 

Insistimos en que las aspiraciones políticas no pueden reemplazar la realidad científica de los hechos. Estas promesas infundadas y la compra anticipada de decenas de millones de dosis de vacunas por parte de los estados miembros de la UE podrían estar creando expectativas escasamente realistas de una solución “mágica” a esta crisis de salud pública. El hecho de que las vacunas se estén desarrollando en laboratorios financiadas con dinero público de la UE y sus estados miembros, hace que sea de crucial importancia que se preserve firmemente el interés público de los procesos y que estos sean presididos por el rigor científico, la seguridad y la transparencia.

Hay mucho en juego en términos de confianza pública en la innovación biomédica. La actual «fiebre del oro» liderada comercialmente por desplegar una vacuna COVID-19 no deja tiempo suficiente para garantizar adecuadamente la eficacia y seguridad del medicamento. Una «autorización de mercado condicional» de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) tendría probablemente poca capacidad de seguimiento y podría socavar la confianza del público en la vacunación. Al priorizar el acceso rápido al mercado sobre la aplicación del “principio de precaución” legalmente consagrado en la UE, la rendición de cuentas y la responsabilidad se verían debilitadas. En este sentido, cuestionamos seriamente que los gobiernos y la UE estén concediendo exenciones de responsabilidad financiera a la industria farmacéutica en caso de posibles reclamaciones por efectos secundarios o daños causados ​​por las vacunas. Estas medidas que eliminan la responsabilidad civil en el desarrollo farmacéutico privado podrían sentar un peligroso precedente.

También lamentamos la ausencia generalizada de condiciones de acceso asequible, transparencia y ciencia abierta en los acuerdos precomerciales firmados por los gobiernos. Si estas posibles vacunas ya se están comprando con dinero público, la ciudadanía tiene derecho a conocer los detalles de los contratos y los resultados completos de la investigación clínica incluso antes de la autorización. También tiene derecho a participar en la propiedad de los derechos de patente generados. Es especialmente inaceptable y socava la confianza pública el que la Comisión Europea y los gobiernos de los estados miembros de la UE hayan impuesto restricciones legales para hablar públicamente sobre sus acuerdos con la industria. Sin transparencia la confianza pública es imposible.

En particular, nos gustaría expresar nuestra consternación por el fenómeno del “nacionalismo de las vacunas” que está obstaculizando los avances científicos y el intercambio de los resultados de las investigaciones. Esta deriva abre la puerta a una gran desigualdad en el acceso asequible a nuevas vacunas tanto dentro de un país como entre varios. En este sentido, lamentamos el débil compromiso de la UE y sus estados miembros con la iniciativa COVAX de la Organización Mundial de la Salud que persigue aunar recursos científicos y financieros para asegurar el acceso universal a las vacunas.

Solicitamos a los Ministros de Salud de los estados miembros de la UE y al Comisionado de Salud de la Comisión Europea que tengan en cuenta estas demandas:

1. Exigimos la total transparencia de los contratos y otros acuerdos firmados entre la UE y sus estados miembros con empresas farmacéuticas para el desarrollo, fabricación y despliegue de vacunas para  la COVID-19.

2. Hacemos un llamamiento a la transparencia total de los resultados de los ensayos clínicos y los protocolos de investigación potencial de la vacuna COVID-19 en tiempo real por parte de expertos científicos independientes.

3. Hacemos un llamamiento a la Agencia Europea de Medicamentos y a las agencias de medicamentos de los estados miembros de la UE para que apliquen los más altos estándares regulatorios con los que evalúen la eficacia y la seguridad de las nuevas vacunas propuestas para la COVID-19.

4. Hacemos un llamamiento a la Comisión Europea y al Consejo para que se comprometan política y financieramente, más allá de su contribución actual a la iniciativa COVAX, con una estrategia global que asegure que cualquier vacuna COVID-19 efectiva y segura se convierta en un bien público global con el fin de garantizar su acceso universal.

5. Solicitamos que cualquier inversión pública en la investigación y desarrollo de vacunas por parte de empresas farmacéuticas resulte en la participación pública, tanto en la propiedad de las patentes generadas como en la creación de licencias abiertas.

6. Llamamos a la revocación de todos los acuerdos público-privados relacionados con la exención de responsabilidad civil o de indemnización financiera para las empresas que desarrollan y producen vacunas COVID-19.

Puede firmar y adherirse aquí https://www.ipetitions.com/petition/open-letter-to-eu-and-eu-member-state-on-vaccines

Comparte este post en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin