image_pdfPulsa aquí para descargar en PDFimage_print

Introducción

No hay duda de que las vacunas son un tesoro y que han evitado enfermedades y sufrimiento en cantidades considerables. Sobre todo algunas vacunas. Hay otras cuyos usos son debatidos, por cuestionables e innecesarios en nuestro entorno.

Está creciendo en su poder un grupo de presión (lobby o grupo de interés, utilizaremos esta terminología indistintamente) a nivel mundial. Es la industria de las vacunas que bajo su influencia agrupa a profesionales sanitarios (médicos en su mayor parte), medios de comunicación, sociedades científicas, influencers, universidades, asociaciones de pacientes, etc… los llamados stakeholders (partes interesadas). Dicha operación es el resultado de la decisión de la industria farmacéutica de centrar sus inversiones en el sector de las vacunas. Mediante cuantiosos pagos pugnan por instalar su influencia entre la población (el mercado) y los decisores públicos (el Estado). Utilizan para ello el marketing: un conjunto de herramientas que sirve para darle forma a estos propósitos.

Este grupo tiene varias líneas de trabajo en torno a vacunas cuestionables-innecesarias o en torno a indicaciones controvertidas, pero las más consolidadas actualmente en los países desarrollados son cuatro:

  • Expansión de sus indicaciones y grupos de riesgo: vacuna de la gripe:
  • Determinación de grupos poblacionales específicos: vacuna del virus del papiloma humano en varones, vacuna del rotavirus, vacuna de meningococo B

La vacuna más interesante para nosotros es la del meningococo B porque es la operación que cristaliza y resume todo este universo de influencias. Llevamos algún tiempo estudiando lo relativo a ella y podemos distinguir dos momentos fundamentales.

El primer momento es en el que el grupo de presión se centra en influenciar a los padres para que compren la vacuna y se la pongan a sus hijos. Esta operación se lleva a cabo con la inestimable colaboración de los profesionales (pediatras en su mayor parte) que reciben la influencia a su vez de las Sociedades Científicas del ramo, que han sido previamente influenciadas (pagadas) por las industrias. Las Sociedades Científicas siempre son actores clave en la cadena de influencias.

Esta operación es probablemente contraria a la legislación española en el caso particular de la vacuna de la meningitisB (Bexsero), como ya hemos comentado. Las instituciones toleran (de momento…) y convierten la inacción en acción política. Conocemos que la ausencia de Estado regulador es condición necesaria de los propósitos de las industrias para situarse por encima del interés general.

El segundo momento es el de tratar de influir de diferentes modos en los decisores públicos para que incluyan la vacuna en el calendario vacunal. Es un rasgo característico de los lobbies: presentar sus demandas como el interés general (cuando es el privado el que buscan) y organizar coaliciones de intereses que buscan resultados de política favorables. Por eso el acceso a los decisores se torna en clave.

En el caso de la vacuna del meningococo B han conseguido la inclusión en Melilla, Canarias y Castilla y León y van a intentarlo en Andalucía. Vamos a ver cómo y porqué.

Para ellos es muy importante conseguir entrar en una o varias autonomías para intentar propiciar un efecto arrastre. No hace falta pero lo recordamos: esto se produce porque el Ministerio de Sanidad ha rechazado por varias ocasiones la inclusión y la estrategia pasa ahora por intentar influir un ámbito subestatal en el contexto de la gobernanza multinivel en un Estado cuasifederal como es España.

Nuestro grupo está estudiando el proceso de Castilla y Léon y tiene toda la pinta que se ha llevado a cabo una inclusión arbitraria y casi con toda seguridad contraria a la ley. Haremos balance cuando terminemos de obtener toda la información disponible y plantearemos las acciones que consideremos oportunas.

De su estudio podemos entresacar algunas observaciones que nos van a ser útiles para entender la operación que se está preparando en Andalucía. En Castilla y León la inclusión se caracterizó por tener dos rasgos administrativos fundamentales: captura del regulador y puerta giratoria.

  • Captura del regulador: las dos personas encargadas de la inclusión fueron influenciadas durante años en “el mundo” del grupo de interés: asistiendo a sus jornadas, participando de sus actividades etc.
  • Puerta giratoria: da la CASUALIDAD que una ejecutiva de la compañía que comercializa la vacuna (GSK) fue alto cargo en gobiernos anteriores de la Junta, conoce a la perfección la Administración, cómo se toman las decisiones y tenía relación con las dos personas que se encargaron de la inclusión.

La trama andaluza

La red de influencias se adapta a las peculiaridades del lugar y utiliza unos u otros métodos en función de las posibilidades, de la permeabilidad de las Administraciones (cultura administrativa) y de las personas que sean capaces de capturar para sus propósitos.

Mientras que en Castilla y León la operación se ejecutó influenciando a los que estaban dentro, en Andalucía se va a realizar metiendo en la Junta de Andalucía a un miembro del lobby a modo de Caballo de Troya.

Se trata de DAVID MORENO PÉREZ, que fue coordinador de un actor clave en esta cadena de influencias: el Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría. Este grupo ha recibido grandes cantidades de dinero de la industria de la vacunas y es el encargado de traducir la influencia y las líneas de la industria en “ciencia” (en realidad aparente ciencia, de pretensiones comerciales), conduciendo la influencia y la autoridad hacia profesionales líderes de opinión, profesionales en general, medios de comunicación y pacientes.

A modo de ejemplo (arriba en la imagen): dinero recibido por el Comité Asesor de Vacunas y la Asociación Española de Pediatría de las industrias de la vacunas, solamente en 2019, en euros.

Resulta muy curioso que cuando David Moreno Pérez fue designado Director del Plan de Vacunación de la Junta (adscrito a la Dirección general de Salud Pública) el grupo de poder y los profesionales que lo integran callaran y no lo airearan a los cuatro vientos, como hacen con cada una de las noticias que pueden beneficiar los intereses del lobby. Es un silencio que habla.

Arriba, el dinero que ha recibido DAVID MORENO PÉREZ de la industria de las vacunas en los últimos años, en euros. Son más de 47.000 euros en total.

La estructura.

¿Cómo se prepara una estructura administrativa de influencia para tomar decisiones que favorezca a grupos de interés en vacunas?

Como la decisión de la inclusión de una vacuna en el calendario es responsabilidad de la Dirección General de Salud Pública de la Consejería de Sanidad, es en ese departamento donde se organiza toda la operación.

En primer lugar es fundamental poner de Director General a alguien no bien versado en Salud Pública ni en vacunología. En general, alguien que no sea médicx especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública. No es casualidad que tanto en Andalucía como en Castilla y León, los Directores Generales sean (Andalucía) o hayan sido (Castilla y León) veterinarios, con todos los respetos. En el caso particular de Castilla y León, la ignorancia y el atrevimiento del ex-Director General eran flagrantes en los ámbitos concernientes al objeto que nos ocupa.

Las implicaciones en torno al Director General también tienen su importancia en otro sentido. En relación a este hombre de paja, es importante que no tenga idea y que no sea él quien firme los informes técnicos porque él es el “fiscalizable”. Un Director General tiene unas obligaciones de transparencia que no tiene quien está justo por debajo de él ni por supuesto más abajo en el escalafón. La decisión técnica, donde no hay un Director General que sepa, la soportará y la justificará quien está por justamente por debajo: el jefe o la jefa de epidemiología. Da la CASUALIDAD que este jefe no es alto cargo, por lo que no se le puede pedir transparencia (de ingresos, de agenda etc).

Por lo tanto: el Director General tiene que responder ante transparencia pero realmente es casi una suerte de testaferro, entre comillas (testaferro: persona que presta su nombre en un contrato, pretensión o negocio que en realidad es de otra persona). Y la jefa o el jefe de epidemiología es en realidad el responsable último de la decisión técnica pero no se le puede fiscalizar porque los procesos de transparencia acordes a la ley lo dificultan. Es un diseño perfecto para esquivar la petición de asunción de responsabilidades.

En teoría y en principio… ¿por qué? Porque esta fortaleza puede devenir en debilidad… ¿cómo?

Este diseño está bien para esquivar a transparencia y a la petición de responsabilidades administrativas o políticas pero se puede volver en contra si la petición de asunción de responsabilidades llega a la justicia.

Ahí uno de los protegidos (el cargo técnico: jefe o responsable de epidemiología) va a cargar con todo el marrón mientras el alto cargo se «va de rositas»: va a tener que explicarle a la señora jueza el porqué de ese informe de inclusión tan amañado y tan falto de los requisitos que la ley explicita. La asunción de responsabilidades va a caer sobre él o ella. El que avisa no es traidor.

En Andalucía se está preparando una estructura administrativa análoga.

(1) Un Director General fiscalizable que se hará “el tonto” en lo técnico y firmará lo que le pongan.

(2) Un jefe o encargado en lo técnico de Epidemiología, entusiasta, que viendo la posibilidad de medrar profesionalmente e ingresos frescos que vienen de la vía paralela de la industria directamente (o de proyectos de la Junta que han sido financiados por la industria), redactará los informes que sean precisos por presiones (inducciones) de arriba y de abajo. Su entorno le utilizará y le presionará para que firme los informes técnicos que justifiquen la ejecución de las influencias de las industrias.

Evidentemente esto sale mal (spoiler). No hay más que ver dónde está quién lo hizo en Castilla y León: Sonia Tamames. De momento está fuera del cargo, le tuvieron que invitar a irse. Veremos dónde termina.

(3) Por debajo quedaría el Caballo de Troya de las industrias: DAVID MORENO PÉREZ, el Director del Plan de Vacunación de Andalucía, que ¡oh sorpresa!, como no es alto cargo no tiene que dar cuenta del IRPF ni de otras incompatibilidades. También hacemos notar que transparencia no puede pero un juez sí que puede pedir información contable y tributaria.

Lo diremos bien claro:

David Moreno Pérez (DMP) es un profesional con innumerables conflictos de interés que no puede formar parte de NINGUNA estructura administrativa que tenga poder de decisión sobre los productos que comercializan las industrias con las que tiene los citados conflictos de interés. Debe ser cesado.

https://twitter.com/RoberRimbaud/status/1171693812458151936

¿Cómo opera la estructura?

La primera fase de la trama andaluza ha consistido en conformar la estructura administrativa y presentarse en sociedad y ante los medios y los profesionales. Lo hizo el día 11 de Septiembre de 2019, día que comenzamos nuestra segunda temporada de investigación acerca de Bexsero (vacuna de la meningitisB), como día simbólico de coincidencia.

En todos los actos de LA ESTRUCTURA siempre podremos reconocer una mezcla de lo institucional y lo privado, en un conglomerado en el que siempre participan el Estado y las empresas interesadas. Nunca se sabe dónde termina uno para comenzar las otras y viceversa. La agenda de las empresas será a partir de ahora la de la Administración. Los materiales y los recursos de las empresas serán utilizados por la Administración.

Si nos fijamos en casi todos los actos institucionales de esta Dirección General estarán presentes las empresas, aunque no venga casi a cuento. Por ejemplo en un acto que se realizó para hacer balance de la gestión de la crisis de salud pública de la Listeriosis.

¿De cuánto dinero estamos hablando?

En los pagos de las empresas de las vacunas a la Administración siempre podemos reconocer varias regularidades en el caso de Andalucía. El grueso de los pagos vienen de dos empresas: GSK y Pfizer, a distancia de Sanofi y MSD (son estas cuatro empresas quienes copan el grueso del mercado de vacunas en España). Se utilizará de intermediaria y tomadora de los convenios a una institución tercera: la Escuela Andaluza de Salud Pública.

Los pagos son cuantiosos. Por ejemplo:

No hay que ser muy lince para darse cuenta de que esto no es ni un pago por servicio (aunque del servicio resultara igualmente una influencia). Es un pago sobredimensionado por ser encubierto.

 

https://www.andavac.es/campanas/

ANDAVAC es un programa de formación en vacunas y es el primer proyecto de calado de esta estructura administrativa de influencia. Su presupuesto es de 310.000 euros. GSK pone 70.000. ¿Quién y cuánto pone el resto de las industrias?  Es evidente que se espera el retorno… por ejemplo la Junta de Castilla y León pagará 6 millones de euros por las dosis de Bexsero (vacuna meningitisB) a GSK de 2-3 años. Las pagará a 19 veces más del precio costo efectivo de la vacuna.

ANDAVAC.

ANDAVAC es la primera gran puesta en escena del partenariado público-privado en la vacunología de la Junta. Un gran programa de formación en vacunas que persigue arraigar las líneas de interés de la industria entre los que instruyen y los que son instruidos. También sirve para construir afinidades e ir preparando el terreno para las decisiones que se quieren tomar en el futuro.

Conocemos que las estrategias de las compañías en la actualidad son más discretas por la presión que se les hace desde fuera y despliegan su influencia con, por ejemplo, este tipo de programas de formación digital.

“Novartis destacó que ha abandonado el modelo tradicional de programa de oradores en EEUU y en el futuro establecerá el estándar con la adopción de nuevos programas formativos habilitados digitalmente”.

El dinero que paga la industria tiene un par de características bien reconocibles.

(1) En primer lugar no se trata de un pago por un servicio (aunque lo vendan como tal) sino como un dinero de influencia, de soborno disimulado… por lo cual siempre está por encima del precio de mercado.

(2) En segundo lugar es un dinero que a veces “no se entiende”. “No se entiende” cómo pueden gastar tanto para conseguir tan poco, aparentemente. Así funciona. Hay un margen de maniobra de gasto grande para ir pagando esto y aquello, aunque no consigan grandes efectos finalistas e inmediatos. Muchas veces se trata solamente de ir preparando el terreno. De atraer sutilmente a profesionales. De extraer datos, estudiar comportamientos etc. Esta cantidad considerable de dinero extra perfectamente presentado como un pago por servicio y no por influencia suele ser bien aceptada por el receptor de la misma.

Los grandes proyectos de formación en inmunización ya los hemos visto con anterioridad en los ámbitos de influencia de la industria. El jefe de Servicio de Pediatría del Hospital General de Villaba, el Dr. Roi Piñeiro, implicado en el proyecto Inmuniza, aparece este año por vez primera como uno de los mayores perceptores del dinero de las vacunas: 23.500 euros en 2019. Se veía venir.

Pero la característica diferencial y singular de ANDAVAC es que es la primera vez que vemos un proyecto de tal calado en el seno de una única administración pública que va a tener que tomar decisiones en vacunología (o que va a ser impulsada a ello) que pueden beneficiar a esta industria.

Volvemos a ser claros.

Este es un proyecto que compromete desde ya el juicio de esta Administración para tomar decisiones que beneficien a GSK, a Pfizer, a MSD, a Sanofi y a Seqirus.  

Pero… ¿quién arrastró a profesionales comerciales de la industria como David Moreno Pérez a la Junta de Andalucía? ¿Dónde podemos identificar una influencia previa, la “primera piedra”? En la figura de Diego Vargas Ortega. ¿Quién es Diego Vargas Ortega?

Diego Vargas Ortega.

Diego Vargas Ortega es un Alto Cargo de la Junta. En concreto es el Director General de Asistencia Sanitaria.

No sé si recordáis el escándalo que saltó hace un año en torno a Vargas. Se incentivó por parte del Servicio Andaluz de Salud el uso de un grupo farmacológico (biosimilar) dentro del cual está casualmente uno de los productos que comercializa la empresa en la que Vargas había sido Director Médico.

Se pudo dar fe por ejemplo de una circular del Hospital Virgen de las Nieves en la que directamente recomendaban la marca en cuestión: Inhixa, de la empresa Techdow Pharmaceutical.

En estas líneas en este post se explica estupendamente. Entra a competir en el mercado de las heparinas. Su producto estará disponible a partir de la semana que viene. Llega con una heparina, un anticoagulante, que competirá con la marca original de Sanofi y con la de la empresa española Rovi.

La filial Techdow España, constituida a finales del pasado año, venderá el producto llamado Inhixa. Se trata de heparina sódica que entra en el mercado español como un biosimilar, es decir, un producto biológico que se comercializa cuando el original pierde los derechos de exclusividad de la patente.

Empezó en octubre.
Llegada del producto: septiembre.
Nombramiento de Vargas Ortega como director: Febrero.
Contratos programas: Marzo/Abril.
Circular: esta semana.
Diego Vargas en Octubre era director médico del producto en España y cara visible de la presentación del mismo.
Diego Vargas Ortega es un médico de atención primaria que, a la entrada de la multinacional china, lo nombran director médico. A los 6 meses es nombrado director general de asistencia sanitaria y poco después el fármaco del laboratorio del que era director médico sustituye al fármaco anterior, el clexane, varios cientos de millones de venta. La sustitución de hace por dos vías, creando una un nuevo objetivo en el contrato programa, por lo que o se receta el nuevo fármaco o se cobra menos en concepto de incentivos y, por otra parte, siendo el único disponible en los hospitales (eso es legal).
Curioso que en linkedin Diego Vargas sí consta que fue 6 meses director de la filial farmacéutica china, en el currículum oficial del SAS no consta, como si escondiera algo, la mujer del Cesar…
En el SAS hay mucho funcionarios contrarios a la corrupción. Solo falta saber obtener los datos de la intrahistoria y hay caso.

El contrato programa es lo de menos, a producto similar comprar más barato un chino que a un laboratorio americano no es problema, se hace a diario. Lo corrupto seria comprarle al laboratorio del recién nombrado cargo sanitario. Intentar abaratar el precio de medicamentos por similares más baratos es lógico. Pero lo que se ha hecho es pura corrupción”.

¿Dónde se socializó Diego Vargas en el mundo de la industria farmacéutica? ¿O dónde fue uno de los lugares?

En el grupo Neumoexpertos: un chiringuito para recibir bajo aspecto formal de institución el dinero de los laboratorios y repartirlo y distribuir la influencia con varias actividades, como suelen hacer tantos grupos similares.

¿Cuánto dinero recibió Diego Vargas Ortega de la industria de las vacunas?

El proceso de toma de decisiones.

¿Cómo se tomaban las decisiones respecto a la vacunología tradicionalmente en Andalucía? En la anterior Administración había un órgano plural en el que estaban representados más de 20 miembros pertenecientes a un grupo numeroso de Asociaciones Científicas junto con cargos de la Administración.

¿Qué hizo esta nueva Administración? Evidentemente, hacer cesar la actividad de este grupo de trabajo. El primer paso para llevar a cabo inclusiones arbitrarias es la opacidad. A partir de entonces se reúne un pequeño grupo para tomar las decisiones en torno a la vacunología de la Junta.

A este grupo también ha asistido al menos en alguna ocasión otro miembro del Comité Asesor de Vacunas: Javier Aldeán, que ha recibido los siguientes importes de la industria de las vacunas en los cuatro años anteriores, en euros.

El plan de David Moreno y de las industrias es ir posicionando a aquellas personas que tienen influenciadas (compradas). Poco a poco van ocupando lugares. Como en la parte pública es más complicado lo hacen con la parte privada, la parte que pone la industria.

Por ejemplo, en el proyecto ANDAVAC podéis ver cómo mete ya a Aldeán y a Ignacio Salamanca. Ignacio Salamanca es probablemente la segunda persona de esta trama a nivel nacional que más dinero recibe de la industria de las vacunas en España, por detrás de Federico Martinon.

A diferencia de Martinon, que es un científico relevante, los méritos de Salamanca consisten en pertenecer al Instituto Hispalense de Pediatría, una institución privada que participa ampliamente de correa de transmisión de los intereses de las industrias de las vacunas. Aquí podéis el dinero que ha recibido Ignacio Salamanca de la industria de las vacunas, en euros.

CONCLUSIÓN

Este grupo comenzará a querer implantar en breve medidas en torno a las vacunas en Andalucía polémicas, discordantes con otros territorios… que venderán como pioneras y beneficiosas para los andaluces. Se tratará del resultado de la influencia de las empresas y de la captura de los cargos públicos.

Combatiremos en todos los frentes para que no lo consigan pero necesitamos la implicación de todos y cada uno: en las redes sociales, en los centros sanitarios andaluces, en la Administración, en las organizaciones de la sociedad civil, en la Justicia, en el seno de los partidos, en el Parlamento Andaluz.

Si tienes algo que contarnos puedes hacerlo en el correo electrónico: robertojosesan@yahoo.es

Roberto Sánchez es médico de familia y presidente de NoGracias.

Comparte este post en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin