Los estudiantes de medicina claman por la transparencia, la integridad y la limitación de los conflictos de interés

La Federación Internacional de Asociaciones de Estudiantes de Medicina (IFMSA en sus siglas en inglés) realiza una declaración pública muy contundente que echamos en falta en otras organizaciones profesionales colegiales y científicas (accesible aquí https://drive.google.com/file/d/12QZLGxJKnvP_dWzL5r8jopx9ROYnaDXe/view )

IFMSA reconoce el daño potencial de los conflictos de interés en la asistencia y la investigación y muestra su especial preocupación por la falta de iniciativas para limitar su influencia en los ámbitos docentes:

“Los conflictos de intereses en el sector de la salud han sido una preocupación creciente para el sector médico y la sociedad en general, durante las últimas décadas. Hay datos que señalan violaciones de la integridad que han dado lugar a graves problemas de seguridad con consecuencias para los pacientes… la influencia de los intereses privados en la educación médica sigue siendo importante. Medidas para prevenir las infracciones de la integridad en la educación médica aún no se ha implementado en muchas partes del mundo.”

IFMSA hace un llamamiento para sensibilizar a la opinión pública y a todos los agentes implicados (gobiernos, instituciones académicas y profesionales, centros sanitarios..) y realiza propuestas concretas para mejorar la transparencia, limitar los conflictos de interés e impedir el contacto de los estudiantes con los representantes comerciales y las estrategias de venta de la industria 

IFMSA hace un llamamiento a los gobiernos para que “adopten políticas que garanticen la máxima transparencia en lo que respecta a los vínculos entre profesionales de la salud o investigadores y la industria farmacéutica, tales como registros abiertos para todos los regalos y recursos proporcionados por las compañías farmacéuticas.” También para que garanticen la financiación ética de las facultades de medicina en relación con la industria farmacéutica y el patrocinio de empresas.” 

Piden a las Universidades y facultades de medicina cosas tan obvias como que “adopten planes de financiación que eliminen la aportación de la industria farmacéutica y tecnológica… promuevan la transparencia y prevengan los conflictos de intereses en sus docentes e investigadores.., limiten la presencia de representantes de las empresas farmacéuticas en sus consejos de administración.. prohiban la publicidad de cualquier empresa o marca farmacéutica por parte del profesorado.. (así) como la presencia de representantes comerciales dentro de sus instalaciones” 

A los profesores de medicina, IFMSA les pide mayor compromiso con la transparencia y la independencia considerando la posibilidad de rechazar la financiación de las compañías farmacéuticas” 

A los hospitales y otros centros sanitarios docentes les pide la “prohibición de la presencia de representantes comerciales de las empresas farmacéuticas dentro de sus instalaciones (y).. asegurar que ninguna interacción con el representante comercial de una empresa farmacéutica pueda ser obligatorio para un estudiante”

IFMSA pide que sus organizaciones federadas “apoyen proyectos que promuevan la transparencia y la integridad en el campo de la medicina”  y aboguen por “introducir cambios en el currículo médico para desarrollar habilidades de juicio crítico”

¡Felicidades por esta iniciativa!