image_pdfPulsa aquí para descargar en PDFimage_print

customLogo

Nos manda amablemente Concha Mendoza, la Presidenta del Comité Organizador de las XIV Jornadas de la Sociedad Vasca de Medicina de Familia y Comunitaria (Osatzen) que se van a celebrar los días 14 y 15 de noviembre en Vitoria, el relato de cómo lo han hecho.

¡¡Atención!!: HAN RECHAZADO CUALQUIER FINANCIACIÓN DE LA INDUSTRIA. Contactaron con NoGracias para contarnos su reto y les pedimos que nos lo relataran con más detalles.

Es necesario que se visualicen iniciativas profesionales independientes y que, por supuesto, tengan éxito. Hace unos días Salvador Casado se hacía eco de la suspensión de Pediatic, una iniciativa independiente de unos compañeros pediatras. Salvador daba algunas claves de las dificultades:

1. El riesgo de salirse de los canales habituales, de la financiación 100% de la industria, del congreso al uso.
2. La falta de receptividad de un mensaje innovador en profesionales sanitarios agobiados y sobrecargados que no priorizan novedades al estar ocupados con la supervivencia.
3. La dificultad de cambiar tanto el modo de pensar como la asunción de que la sanidad que tenemos ha llegado a su fin.

y señalaba algunas condiciones que se parecen a las que nos cuenta la Dra. Mendoza:

1. Pequeña escala. Nos planteamos una audiencia de 75-100 personas.
2. Mínimos gastos.
3. Equipo voluntario altamente cualificado y motivado.
4. Planteamiento teorico-práctico con alta participación y networking.

Enrique Gavilán, en la lista de MEDFAM, señalaba algo parecido refiriéndose a las Jornadas Osatzen:

– Multiprofesionalidad.
– Independencia de la industria.
– Austeridad en las formas.
– Uso inteligente de las TIC.
– Salirse fuera del congreso interaccionando con las comunidad.

Concha nos regala su reflexión.

Pasen y lean. Profesionalismo en estado puro.

Felicidades por el compromiso y suerte.

«PLANIFICACION XIV JORNADAS DE OSTAZEN

(Sociedad vasca de Medicina Familiar y comunitaria)

–       A primeros de año formamos un solo comité (organizador y científico) formado por ocho personas, incluidos dos residentes, dividiéndonos las tareas a realizar

–       Ya desde el principio teníamos claro que queríamos unas Jornadas libres del patrocinio de la industria farmacéutica y autofinanciadas (más o menos 70% con las inscripciones y 30% con las cuotas de los socios). Era difícil cuadrar presupuesto pero:

  • Contábamos con la cesión gratuita por parte del Ayuntamiento de Vitoria del Palacio de Europa, sede de las Jornadas.
  • Solicitaremos subvención al Gobierno Vasco
  • Propusimos a los ponentes (45) su participación desinteresada. No cobrarían nada por sus ponencias, aunque pagaríamos dietas, alojamiento e incluíamos una cena de bienvenida. Es de reconocer que todos, excepto dos ponentes que solicitaron emolumentos (se les sustituyó por otros) aceptaron sin problema. Hay que darse cuenta de que los ponentes no eran todos médicos de familia,  e incluso los que lo eran, no todos pertenecían a Osatzen. Hay médicos del segundo nivel, fisioterapeutas, farmacéuticas, enfermero e incluso una paciente.
  • Nos comprometimos a trabajar como “azafatos” en todas las actividades organizativas de las Jornadas, para no tener que contratar a nadie.
  • El tema de cuotas se discutió mucho. Algunos pensábamos que deberían pagar todos los residentes, pero al final salió mayoritariamente que para los R1 fuera gratis. También se discutió la cuantía de las cuotas, que al final quedaron: No socios: 100 euros, socios y enfermeras: 60 y residentes (excepto R1) 30. (Yo particularmente pienso que lo gratuito a veces pierde valor y si algo queremos, deberíamos estar dispuesto a pagarlo)
  • Dependemos de que la inscripción sea alta para que nos salgan las cuentas, lo que supone un riesgo.

–       Otro tema que debatimos en la primera reunión era que queríamos dar un aire innovador a las Jornadas, cambiando un poco la estructura convencional:

  • Creamos un apartado de “Encuentros” donde queríamos que los asistentes, de una manera relajada y tras una corta exposición de los ponentes para centrar el tema, tuvieran tiempo para hablar, compartir experiencias, realizar propuestas. ¡Eso que normalmente no se puede hacer en las charlas convencionales por falta de tiempo!
  • Se nos ocurrió acabar las Jornadas con tres o cuatro charlas formato “TED” invitando a profesionales desligados de la medicina pero que nos pudieran contar de una forma brillante y amena “ideas dignas de difundir”, que es la filosofía de las “TED”. Incluso éstos han aceptado participar desinteresadamente.

Han pasado muchos meses y todo ha ido bien, está cerrado el programa y todo encauzado. Ahora queda esperar la respuesta de nuestros compañeros; yo no las tengo todas conmigo ya que hay bastante apatía hacia estos eventos, cosa que igual nos hemos ganado a pulso, y también dificultades para asistir a actividades docentes, con la que nos está cayendo de recortes. Hemos enviado correos a todas las Gerencias, solicitando faciliten la asistencia debido al interés de las Jornadas, pero….

Por otro lado también pienso que este tipo de Jornadas, Congresos… tienden a desaparecer. Sería más apropiado y provechoso realizar 3-4 reuniones a lo largo del año, de media jornada, sin tanto acto social (con un café para charlar un rato entre nosotros valdría), y tratar temas monográficos de interés para todos. En Osatzen este año vamos a realizar dos (en sábados y por la mañana). Una la hicimos en diciembre del 2012 sobre la historia clínica informatizada y la receta electrónica que nos estaba dando muchos problemas, y otra está prevista para esta sábado 5 de octubre sobre las Organizaciones Sanitarias Integradas (OSIs), que se nos vienen encima.

Espero que sirva para algo

Un saludo

Concha Mendoza»

Para mucho y, seguro, para muchos. Gracias Concha

Captura de pantalla 2013-09-29 a las 20.31.22

Comparte este post en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin