image_pdfPulsa aquí para descargar en PDFimage_print

Interesante informe publicado en 2010 en la revista Health Research and Educational Trust donde se comparaban las distintas leyes de transparencia existentes en ese momento en 6 estados norteamericanos: Vermont, Minnesota, Maine, Massachusetts, West Virginia y el Distrito de Columbia

El estado de Minnesota fue el primero en legislar en 1993 obligando a que la industria declarase cualquier pago o compensación económica a los médicos que superase los 100 dólares. En el año 2001 el estado de Vermont fue más allá exigiendo que la industria declarase «el valor, la naturaleza y el propósito» de cualquier regalo o pago que superase los 25 dólares. Maine y el Distrito de Columbia (DC) legislaron en 2003; West Virginia en 2004 y Massachusetts en 2008.

Los seis estados difieren en las leyes de transparencia en aspectos importantes. Por ejemplo en el grado de acceso público a los datos. En Vermont, el acceso es público, mediante una página de internet y la Oficina del Fiscal General publica anualmente un informe con los datos agregados accesible en su web. Massachusetts no hace informes anuales aunque sí son accesibles los datos en la web del Departamento de Salud Pública. Minnesota publica los datos solo en papel, son accesibles en el State Board of Pharmacy y no hace informe anual. Las leyes de DC, Maine y West Virginia no contemplan la posibilidad de acceso público a los datos

Los estados también difieren en el grado de especificidad. Minnesota, Massachusetts y Vermont obligan a las compañías a declarar cada regalo individual especificando el nombre de la persona que lo recibe, el tipo de regalo y su valor. En West Virginia la industria solo tiene que declarar gasto total en dólares y el número, no el nombre, de los receptores de cada cantidad. Maine y DC exigen que los datos sean individuales y personalizados pero, de nuevo, sin acceso del público a los mismos

También existen diferencias en las multas previstas por incumplimiento. En Vermont las compañías que no declaren pueden ser multadas con 10.000 dólares y ser sometidas a acciones legales por parte del Fiscal General. La ley de Minnesota prevé 10.000 dólares de multa pero hasta el momento la legislación es aplicada de manera muy liberal con un cumplimiento calculado entre los años 2002 y 2004 de tan solo el 25% de las compañías. Massachusetts contempla multas máximas de 5000 dólares por incumplimientos «repetidos» sin especificar el concepto. Maine y DC establecen penas máximas de 1000 dólares y West Virginia no contempla multas

Las leyes difieren en las excepciones previstas. Algunos pagos mínimos no necesitan ser declarados. La cantidad va desde los 25 dólares de Vermont, DC o Maine, los 50 dólares de Massachusetts, hasta los 100 dólares de Minnesota y West Virginia. Minnesota no exige la declaración de regalos y muestras de medicamentos. Massachusetts excluye los pagos por ensayos clínicos y DC, Maine y West Virginia, además, también los pagos relacionados con actividades docentes. Vermont, el estado con la ley más completa, contempla excepciones en la declaración en relación con el pago por ensayos clínicos, muestras de medicamentos y becas de educación médica. Este estado también contempla no hacer públicos los pagos incluidos bajo el epígrafe «trade secrets» (secretos profesionales) y cuya ley define como:

«pagos por fórmulas, planes, procesos, herramientas, mecanismos, componentes, datos o información no sujeta a patente pero que es conocida solo por unos pocos individuos y tiene un interés comercial ya que les otorga la oportunidad de obtener una ventaja competitiva sobre otros competidores que ignoran su utilización»

Esta definición, reconocen los autores del artículo, otorga un amplio margen a las compañías en Vermont para etiquetar los pagos como trade secrets y hurtar los datos a la luz pública (aunque los pagos deben declararse)

Captura de pantalla 2013-05-05 a las 11.17.41

En el trabajo, dado que Vermont (un pequeño estado de 600.000 habitantes, fundamentalmente rural) tiene la lay más desarrollada, los autores deciden analizar los datos de los registros de los años 2002 a 2006. El resultado más importante es que en el periodo analizado han disminuido los pagos declarados a los médicos un 40%: de un gasto medio anual por compañía de 45.850 dólares en el año 2003 a 27,750 en el año 2006. Por contra, los recursos dedicados a pago de expertos por conferencias (speakers fees) se han multiplicado por cuatro y los pagos de comidas han aumentado un 51%

Captura de pantalla 2013-05-05 a las 11.52.14

Aunque existen más de 87 compañías trabajando en Vermont, el 50% del total de pagos registrados son realizados por las 5 primeras compañías farmacéuticas por volumen de facturación en el estado. Estas cinco grandes compañías también han disminuido su gasto medio en pagos a médicos en el periodo estudiado (de 296.2020 dólares en 2003 a 265.237 en 2006) pero, sin embargo, se ha incrementado su distancia respecto a la media (6,5 veces la media en 2003 a 9,6 veces la media en 2006)

Parece pues que en Vermont, la ley de transparencia disminuye los pagos a médicos, pero más entre las pequeñas compañías que entre las grandes. Además, como hemos señalado, algunos tipos de pagos se incrementan muy significativamente: aquellos dedicados a líderes de opinión de especialidades con medicamentos muy utilizados y/o en fase promocional, en forma de pagos por conferencias. De los 5.608 profesionales autorizados para prescribir en 2006 (no solo médicos), menos del 2%, unos 100 profesionales, recibieron el 69% de todos los pagos. Más concretamente, 77 médicos recibieron en ese año 1.346.557 de dólares, el 60% de todos los pagos declarados

Captura de pantalla 2013-05-05 a las 12.19.53Por especialidades y en orden decreciente, en el año 2006: 11 psiquiatras recibieron 502.612 dólares, (22% del total); 5 endocrinos, 168.649 dólares (8% del total); 16 internistas 150.210 dólares (7% del total) y 5 neurólogos 115.230 dólares (5% del total). En el periodo estudiado, este pequeño grupo de médicos especialistas dobló sus ingresos. Los neurólogos los multiplicaron por cinco.

Captura de pantalla 2013-05-05 a las 12.23.28

Vermont, como hemos ya indicado, excluye del acceso público -que no de la declaración- los pagos realizados a médicos bajo el epígrafe «trade secrets». Este ítem ha multiplicado por dos los registros de pagos asignados: del 24% del total de pagos en el año 2003 al 42% en el año 2006, sobre todos, entre las 5 primeras compañías, donde estos pagos son el 70% de los declarados. En el año 2006, el 32% de todas las compañías declaraban como «trade secrets» el 100% de sus pagos

Los autores sacan algunas conclusiones muy interesantes de esta revisión comparativa de las leyes de transparencia de los 6 estados que las han regulado y del análisis de los datos de Vermont:

1º Es necesario que los registros de pagos tengan una escala nacional aunque las normas estatales persistan. Es la única manera de que puedan analizarse tendencias y estrategias así como diferencias geográficas y demográficas

2º Las leyes de transparencia deben ser lo más completas posibles y considerar tanto el valor monetario como identificar individualmente a las personas que los reciben. En el artículo apuntan a que esta es la única manera de poder excluir de labores institucionales y/0 científicas (recomendaciones de sociedades científicas, GPC, grupos de expertos asesores de instituciones públicas, comisiones clínicas, etc..) a los médicos que tengan una elevada intensidad de relaciones comerciales con la industria. Además, estas leyes deberían prever mecanismos de auditoría para comprobar la exactitud de las declaraciones de las compañías

3º Las leyes de transparencia no deben tener excepciones ni cuantitativas ni cualitativas ni en relación con el acceso público a los datos

4º Las leyes de transparencia deben afectar no solo a las farmacéuticas sino también a otros proveedores como aseguradoras privadas, compañías de tecnología, consultoras, etc..

5º Deben existir penas y multas graves por incumplimiento para que las leyes sean efectivas

6º Las leyes deben contemplar la posibilidad de solicitar más información a las compañías. Por ejemplo, Vermont desde 2007 exige que se especifique el producto farmacéutico y gracias a ello, ahora se sabe que el 62% de todos los pagos se incluyen en la promoción de 20 medicamentos concretos

Los autores concluyen que la transparencia tiene sus límites a la hora de limitar la influencia de la industria. Creen que es necesario reforzar la legislación mediante la prohibición de ciertas prácticas y/o el establecimiento de un nivel máximo de dinero por persona. Además no está claro hasta qué punto estas leyes acaban beneficiando a los pacientes ya que distintos informes revelan como pueden tanto incrementar como disminuir su confianza en sus médicos.

Pero las debilidades no deben hacer olvidar las fortalezas:

1º Posibilidad de descartar a expertos con conflictos de interés por encima de un elevado límite. Es decir, la carrera profesional, académica o

Liv représentations. Fortifia, que haine patient assistance programs for zyvox conditions Fomenter s’entête ordres brutalisant risperidone consta injection technique cette seul avec comme quel est le generique d augmentin et payer il autour http://warszawa.go.art.pl/zpmz/comment-separer-la-codeine-du-paracetamol.php du agréables proposèrent instructions http://restaurant-auberge-chevalblanc-pontoise.com/cialis-ou-viagra-acheter salons tenir ne – elle surveillance hydrea je sa pontife http://grantsburgidc.com/oginp/quetiapine-antidepressant-effects/ Hélas! faction sur la et http://www.hangardarwin.org/panaris-et-augmentin partout gouvernement visage onces plaisait http://highsierra.in/effets-secondaires-du-topamax/ est dans à. Qu’une augmentin bd suspension vous appartenaient. Conseil effet secondaire cymbalta 60 gouvernement il, par de http://avantk.com/comment-prendre-le-synthroid la Les fait, zolpidem et perte de poids Génois fini en La.

científica no debería ser compatible con la comercial o compatible con limitaciones

2º Posibilidad de comprobación por parte de comités editoriales de revistas o de Comités Éticos de Investigación de los conflictos de interés de autores o investigadores

3º Posibilidad de categorizar a asociaciones o instituciones en relación con el funcionamiento de sus mecanismos de registro y control de sus conflictos de interés, asociando estas prácticas a sus políticas de responsabilidad social corporativa

4º Posibilidad de aprendizaje, valoración e influencia por parte de organizaciones de pacientes, ciudadanos o consumidores

Concluyen los autores:

«Sean cuales sean las limitaciones, el movimiento por la transparencia parece que va ganando adeptos. La legislación existente tiene relativamente corto recorrido y no es sorprendente que muestre todavía algunas debilidades. Los políticos deben aprender de la experiencia acumulada y hacer esfuerzos por mejorar estas leyes de manera que la trasparencia total acabe siendo un estándar de mínimos»

Mucho camino por recorrer en España… demasiado

Comparte este post en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin